TFM o TIM?

El TFM del Máster de Diseño y Dirección de Labs es doble: Diseñar un Lab, y diseñar un proyecto de innovación social y digital relacionado con este lab. El alumnado diseña una estructura y diseña un proyecto que se ejecuta desde esta estructura. El alumnado tiene que diseñar un contenedor y un continente alineado con el contenedor. El alumnado debe prepararse para tener competencias de visionario, de maker y de facilitador. El visionario tiene en mente el proyecto, el maker se centra en el producto, y el facilitador, en la organización. Son tres niveles diferentes que siempre debemos tener presente y que este TFM doble ayuda a desarrollar.

En el Máster de Diseño y Dirección de Labs, el TFM, o mejor dicho el TIM, es la clave de la admisión. A las personas que muestran interés por el Máster se les pregunta: ¿Cuál es tu proyecto de lab? Y cuál es tu proyecto de innovación social y digital? La existencia previa de estos dos proyectos personales, comunitarios o territoriales de donde proceden las candidaturas da sentido al Máster. En el Máster se debe llegar con una necesidad y con una idea previa para solucionar esta necesidad. Dado que ya hay proyecto de creación de lab, el Méster puede ayudar a concebir y dar forma a este proyecto. Esto justifica hacer el Máster. Todo lo que pasa en el Máster debe contribuir a desarrollar esta necesidad o idea inicial para crear un nuevo lab.

La existencia del TIM da sentido al Máster. El Máster nace con una vocación aplicada. Todo su desarrollo conceptual, seminarios, talleres y conferencias dispuesto para proporcionar información, conocimientos, insights, herramientas y experiencias, que permitan a las personas que participan del Máster diseñar su proyecto de lab. Este TIM es tan importante que su evaluación al final del Máster se basará en su facilidad para ser implementado y sostenible. El proyecto de lab sale del Máster para poder ser ejecutado al día siguiente.

El símil es como en el mundo de la arquitectura. Un arquitecto proporciona a un promotor, a un cliente, una memoria descriptiva y técnica, y unos planos que, después, el constructor utilizará para proceder a la construcción. En el Máster formamos estos arquitectos, estos ingenieros y tecnólogos sociales, para que puedan diseñar con conocimiento de causa. Muy probablemente, después de hacer el diseño, acabarán coordinando la implementación y, cuando esté hecha, serán ellas y ellos quienes dirigirán estos equipamientos en su localidad.

En la actualidad, los ayuntamientos, consejos comarcales, diputaciones, empresas, universidades, ONGs se encuentran inmersos en un proceso de creación de labs de todo tipo. Se está construyendo la sociedad digital como sociedad del conocimiento, y esta es una sociedad laboratorio. ¿Cuál es la manera más ágil de impulsar este labs?

En este Máster proponemos un modelo: Que las entidades promotoras de labs financien el Máster a las personas que tienen en sus equipos, o se las quieran incluir, con el compromiso de crear estos nuevos labs y proyectos en sus comunidades y localidades. De esta manera, formarán y retendrán el talento en sus territorios y no tendrán que depender de terceros. A un promotor le saldrá más económico invertir en el Máster de Diseño y Dirección de Labs para formar personal propio y desarrollar el talento en su organización que contratar a terceros para que le hagan el trabajo.

Esta es la idea del TIM y este doble TFM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *